Descubrimiento científico: Investigadores logran producir diamantes en tan solo 150 minutos mediante una innovadora técnica de laboratorio.

Estimated read time 4 min read

En un sorprendente avance científico, un equipo de investigadores en Corea del Sur ha desarrollado un método revolucionario que podría transformar la industria de los diamantes. Esta nueva técnica permite cultivar estos preciosos cristales en tan solo 150 minutos, en contraste con los miles de millones de años que normalmente lleva su formación en la naturaleza.

Tradicionalmente, la creación de diamantes en laboratorios ha requerido condiciones extremas de alta presión y alta temperatura para imitar los procesos geológicos del manto terrestre. Sin embargo, el reciente estudio publicado por investigadores del Instituto de Ciencias Básicas de Corea del Sur en la revista Nature presenta una alternativa que acelera y simplifica el proceso.

Los diamantes naturales se forman bajo condiciones extremas en las profundidades de la Tierra, a temperaturas superiores a los 1,000°C y presiones que pueden ser comparables con sumergirse a 50,000 metros bajo el agua. Este proceso puede durar desde millones hasta miles de millones de años. Los átomos de carbono se alinean en una estructura cristalina extremadamente densa y ordenada, dando como resultado los diamantes conocidos por su dureza y brillo.

Estos diamantes son transportados a la superficie terrestre a través de erupciones volcánicas y se encuentran en rocas llamadas kimberlitas o lamproitas. Desde mediados del siglo XX, los científicos han estado trabajando en la fabricación de diamantes artificiales, replicando las condiciones de formación natural en laboratorios mediante técnicas como la Alta Presión y Alta Temperatura (HPHT) y la Deposición Química de Vapor (CVD).

El nuevo método desarrollado por los científicos coreanos utiliza una aleación de metal líquido a una temperatura moderada y a una presión atmosférica equivalente al nivel del mar. Esto elimina la necesidad de las extremas presiones utilizadas en técnicas anteriores. En lugar de utilizar semillas de diamantes preexistentes, los investigadores disuelven el carbono directamente en la aleación de metales líquidos que incluye galio, hierro, níquel y silicio.

Además, se construyó un sistema de vacío hecho a medida dentro de una carcasa de grafito para calentar y enfriar el metal mientras está expuesto a una combinación de metano e hidrógeno. En este entorno controlado, la rápida cristalización permite la formación de una película continua de diamante en solo 150 minutos.

Aunque la investigación del nuevo proceso se encuentra en sus primeras etapas, los investigadores afirman que tiene un gran potencial y que se podrían realizar modificaciones para permitir el cultivo de diamantes en un área más grande.

En conclusión, el equipo de investigadores en Corea del Sur ha logrado desarrollar un método revolucionario para cultivar diamantes en un tiempo récord. Esta técnica innovadora elimina la necesidad de altas presiones y temperaturas extremas, acelerando y simplificando el proceso de formación de los diamantes. Aunque aún se encuentran en las primeras etapas de investigación, los científicos creen que este método tiene un gran potencial para transformar la industria de los diamantes.

“Cultivar diamantes en tan solo 150 minutos es un avance científico impresionante que podría revolucionar la industria de los diamantes. Este método innovador tiene el potencial de acelerar y simplificar el proceso de formación de diamantes, lo que podría tener un impacto significativo en la industria joyera. Estamos emocionados por las posibilidades que este descubrimiento ofrece y esperamos ver cómo se desarrolla en el futuro”, dijo el autor del sitio web.

Conclusión:
El desarrollo de un método para cultivar diamantes en tan solo 150 minutos es un avance científico sorprendente que podría transformar la industria de los diamantes. Esta técnica innovadora elimina la necesidad de altas presiones y temperaturas extremas, acelerando y simplificando el proceso de formación de los diamantes. Aunque aún se encuentra en sus primeras etapas de investigación, este método tiene un gran potencial y podría tener un impacto significativo en la industria joyera.

También le puede gustar

Más del autor

+ There are no comments

Add yours