El destino del programa Desktop Destroyer que permitía ‘romper’ la pantalla de tu PC

Estimated read time 3 min read

El Retorno a los Años 2000: Recordando Desktop Destroyer

¿Recuerdas los primeros años del nuevo milenio? Durante esa época y la siguiente década, millones de personas en todo el mundo utilizaban un programa específico que les permitía ‘romper’ la pantalla de sus computadoras. Este software, llamado Desktop Destroyer, capturó el interés de toda una generación de internautas por su interactividad y efectos entretenidos.

Un vistazo a Desktop Destroyer

Según el canal de YouTube Thought Process, Desktop Destroyer, también conocido como Desktop Games, fue creado y publicado en el portal Gemtree Peter en 1999 por el programador checo Miroslav Němeček. Entre los diversos softwares creados por Němeček, Desktop Destroyer se destacó y se popularizó a nivel mundial.

El software era gratuito y de tamaño reducido (aproximadamente 300 kb), lo que contribuyó a su éxito. Además, permitía a los usuarios interactuar con toda la pantalla, a diferencia de la mayoría de los videojuegos flash de la época que se jugaban en una pequeña ventana.

¿Cómo funcionaba Desktop Destroyer?

El proceso para ‘destruir’ el escritorio era bastante sencillo e intuitivo. Una vez instalado el programa, los usuarios podían utilizar diversas herramientas para romper la pantalla y todos los elementos visibles. Sin embargo, es importante tener en cuenta que, aunque existen alternativas para descargarlo en la web, el programa original ya no cuenta con soporte confiable y podría contener virus.

El auge y caída de CCleaner

CCleaner, lanzado en 2003 por la empresa británica Piriform, se convirtió rápidamente en el software de limpieza más famoso del mundo. Sin embargo, después de ser adquirido por la empresa de ciberseguridad Avast en 2017, el programa experimentó un cambio que no fue bien recibido por los usuarios. Se descubrió que CCleaner había sido hackeado y que estaba enviando información de los usuarios a los servidores de Avast sin consentimiento. Desde entonces, la popularidad de CCleaner ha disminuido considerablemente.

Reflexiones del autor

Estos dos programas representan una época dorada de la informática, cuando los softwares gratuitos y de pequeño tamaño podían captar la atención de millones de usuarios en todo el mundo. Sin embargo, también nos recuerdan la importancia de la seguridad en línea y la necesidad de contar con soporte confiable para los programas que utilizamos.

Conclusión

Aunque Desktop Destroyer y CCleaner pueden parecer reliquias del pasado, su historia nos ofrece lecciones valiosas sobre la evolución de la tecnología y la importancia de la seguridad en línea. A medida que avanzamos hacia el futuro, es importante recordar estos programas y las lecciones que nos enseñaron.

También le puede gustar

Más del autor

+ There are no comments

Add yours