Explicación de las diferencias entre los cables USB de color blanco, negro, azul y rojo

Estimated read time 3 min read

Entendiendo el significado de los colores en los cables USB

Si tienes una colección de cables USB, es probable que hayas notado que vienen con un pequeño plástico de diferentes colores como negro, azul, rojo o blanco. Muchas personas desconocen el significado de estos colores y simplemente compran cualquier cable para usarlo con su teléfono inteligente, tablet, entre otros dispositivos. Sin embargo, cada color tiene su propio significado y algunos son mejores que otros. A continuación, te lo explicamos.

La razón detrás de los colores en los cables USB

Con el avance de la tecnología, las memorias y los cables USB también han evolucionado. Los primeros cables, que venían con un plástico de color blanco o negro, tenían una velocidad de transferencia de datos bastante baja. Con el tiempo, los fabricantes comenzaron a producir versiones mejoradas con mayor velocidad de transferencia y para diferenciarlos, les asignaron diferentes colores.

Es importante revisar el color del cable USB antes de comprarlo para su uso con dispositivos inteligentes. Los cables blancos o negros no son recomendables debido a su baja velocidad de transferencia de datos. Por lo tanto, si necesitas transferir un archivo pesado de tu smartphone a una computadora, la espera puede ser muy larga.

Por esta razón, antes de comprar un cable USB para tu dispositivo electrónico, es recomendable conocer sus características para evitar gastar dinero innecesariamente. Para ello, es esencial entender el significado de cada color.

Decodificando los colores de los cables USB

Según Hardzone, un sitio web especializado en tecnología, los cables USB han tenido cinco colores principales a lo largo de la historia: blanco, negro, azul oscuro, azul claro y rojo. Cada uno de estos colores indica una versión diferente del USB con diferentes velocidades de transferencia de datos.

  • Blanco o USB 1.0: estos cables tienen una velocidad de transferencia de hasta 12 Mbps. Suelen venir con los teclados, mouses, altavoces, etc.
  • Negro o USB 2.0: es una mejora considerable respecto a su antecesor con una velocidad de transferencia de 480 Mbps.
  • Azul oscuro o USB 3.0: puede alcanzar velocidades de transferencia de hasta 5 Gbps.
  • Azul claro o USB 3.1: puede alcanzar velocidades de hasta 10 Gbps.
  • Rojo o USB 3.2: los más modernos con una velocidad de transferencia de datos de 20 Gbps.

Es importante mencionar que también pueden existir otros colores debido a modificaciones por parte de algunos fabricantes. Por ejemplo, un cable USB con un plástico naranja indica que es un USB 3.2. Si es turquesa, suele ser un 3.0 o 3.1. Algunas marcas, como Razer, lanzan equipos con cables USB verdes como parte de su identidad corporativa.

Palabras del autor

Como autor de este artículo, mi objetivo es proporcionar información clara y precisa a los lectores para que puedan tomar decisiones informadas al comprar cables USB. Los colores no son solo una cuestión estética, sino que indican la velocidad de transferencia de datos, lo cual es crucial para una experiencia de usuario eficiente.

Conclusión

En conclusión, los colores de los cables USB tienen un significado importante que va más allá de la estética. Indican la velocidad de transferencia de datos y pueden ayudarte a elegir el cable más adecuado para tus necesidades. Por lo tanto, la próxima vez que compres un cable USB, asegúrate de revisar el color.

También le puede gustar

Más del autor

+ There are no comments

Add yours