JAXA mantiene esperanzas en su módulo lunar, espera que el Sol recargue sus baterías.

Estimated read time 5 min read

La agencia espacial de Japón, JAXA, persiste en sus esfuerzos de recuperación para su módulo SLIM. Después de aterrizar en la luna el viernes pasado, los ingenieros a cargo de la operación del lander notaron que algo no había salido como se esperaba. Aunque todo el proceso se había completado, las señales provenientes de la superficie lunar indicaban un problema con la generación de energía eléctrica.

JAXA detuvo la transmisión en vivo de la misión que proporcionaba datos en tiempo real sobre el estado de SLIM. Más de una hora y media después, Hitoshi Kuninaka, director del centro de investigación de la agencia espacial japonesa, ofreció una conferencia de prensa para aclarar algunos detalles. “Creemos que el aterrizaje suave fue un éxito, ya que la nave envió datos de telemetría, lo que significa que la mayoría de los equipos a bordo están funcionando”.

Sin embargo, esa misma telemetría indicaba que las células fotovoltaicas de los paneles solares no estaban generando energía. Por lo tanto, el módulo estaba funcionando solo con sus baterías que proporcionan “unas pocas horas” de autonomía, según Kuninaka. “Se da prioridad a la adquisición de datos del SLIM en la Luna”, explicó JAXA en un comunicado posterior. El objetivo era entonces recopilar la mayor cantidad de información posible para conocer el estado de SLIM y, en particular, la posición de sus paneles en relación con el Sol.

Los responsables de la operación de SLIM en la Luna realizaron algunas intervenciones para prolongar al máximo el tiempo de funcionamiento. Por ejemplo, desconectaron la calefacción a bordo. JAXA adoptará ahora un enfoque conservador con respecto a los próximos pasos y evitará tomar acciones arriesgadas mientras esperan que el Sol ilumine los paneles.

“Se necesitan 30 días para que el ángulo solar cambie en la Luna”, dijo Kuninaka. “Entonces, cuando cambie la dirección solar y la luz brille desde una dirección diferente, la luz podría terminar impactando en la célula solar“. Esto recargaría las baterías de SLIM y podrían reanudarse las comunicaciones. Una vez en ese punto, volverían a evaluar la situación.

La misión de SLIM

La Red de Espacio Profundo de la NASA fue la encargada de rastrear todo el viaje hasta el satélite natural. En particular, una de las antenas de esta agencia espacial en Robledo de Chavela (Madrid) jugó un papel crucial en la transmisión de las últimas etapas del vuelo. Que finalmente se detuvieron cuando la batería se agotó.

La misión comenzó el 7 de septiembre con el lanzamiento del cohete japonés H-2A. A bordo viajaban SLIM —junto a dos rovers— y el telescopio espacial de rayos X llamado XRIMS. Este último es el resultado de la colaboración entre las agencias espaciales de Japón, Estados Unidos y Europa; su despliegue se realizó sin contratiempos y ya ha enviado las primeras imágenes.

Los rovers de la misión

A unos 30 metros de altura sobre la Luna, SLIM liberó dos pequeños vehículos de exploración que lo acompañaron durante todo su viaje. LEV-1 es un pequeño rover que se moverá por la superficie mediante un mecanismo de salto. Tiene equipos de comunicación directa con la Tierra, dos cámaras de luz visible y cargas útiles científicas, como un termómetro o un monitor de radiación.

El otro miembro de la misión, LEV-2, es otro pequeño rover lunar diseñado por la agencia espacial en colaboración con Somy y la compañía juguetera Tomy. Pesa solo 250 gramos y está equipado con dos pequeñas cámaras. JAXA no ha emitido ningún comunicado sobre el funcionamiento de ambos rovers.

Japón: Quinto país en llegar a la luna

Aunque aún se debe esperar para ver cómo se resuelve la situación de SLIM, el hecho de que haya aterrizado de manera segura en la superficie de la Luna hace de Japón el quinto país en lograr este hito. La Unión Soviética, China, India y Estados Unidos ya eran miembros de este club.

Conclusión

A pesar de los desafíos actuales, la misión SLIM de JAXA ha logrado un hito significativo al convertirse en el quinto país en aterrizar con éxito un módulo en la luna. Aunque las dificultades técnicas han presentado obstáculos, el equipo de JAXA sigue trabajando para resolver los problemas y continuar con la misión. Este esfuerzo subraya la determinación y el ingenio humano en nuestra continua exploración del espacio.

También le puede gustar

Más del autor

+ There are no comments

Add yours