La generación Z evade la publicidad refugiándose en grupos de Discord y Whatsapp.

Estimated read time 3 min read

Las plataformas de redes sociales están evolucionando hacia un enfoque más mediático y menos social, con un aumento en la publicidad en lugar del contenido orgánico. Expertos han comenzado a observar y documentar cómo los usuarios y posibles consumidores están adaptándose a esta transformación.

Para 2024, se espera que los usuarios de las redes sociales sean más reacios a comentar publicaciones públicamente, prefiriendo compartir dichas publicaciones con amigos para discusiones privadas. Este cambio es difícil de medir debido a la naturaleza cerrada y semiprivada de estas comunidades.

Un estudio realizado por la empresa de análisis de audiencia GWI indica que el tiempo que las personas dedican a las redes sociales ha alcanzado su punto máximo y está comenzando a disminuir a nivel global.

La generación Z y su evasión de la publicidad

En Estados Unidos, se ha registrado un pequeño incremento en el tiempo diario dedicado a las redes sociales, pasando de dos horas y doce minutos por día en el primer trimestre de 2022 a dos horas y trece minutos en el primer trimestre de 2023.

Paralelamente, el número de usuarios móviles de WhatsApp continúa creciendo, alcanzando los dos mil millones de usuarios activos mensuales a nivel mundial en febrero de 2022 y llegando a 2,78 mil millones en junio, según datos de Statista.

Los expertos en marketing están enfrentando el desafío de adaptarse a este cambio, buscando comunidades de nicho para conectar con los consumidores. Lori Martin, vicepresidenta y directora creativa del grupo Innocean, señala la importancia de la comunicación bidireccional para la Generación Z y la necesidad de mantener un enfoque uno a uno en la publicidad y presencia orgánica.

La transformación de las redes sociales

Las redes sociales están cambiando a medida que más personas experimentan las consecuencias de compartir constantemente. Se han convertido en plataformas de entretenimiento donde los usuarios consumen contenido pero raramente crean el suyo propio.

Instagram es un claro ejemplo de esta evolución. Originalmente, la aplicación funcionaba como un álbum de recortes digital, un lugar para mantenerse en contacto con amigos y familiares. Sin embargo, la plataforma ha evolucionado e incorporado nuevas funciones como reels, historias y secciones de compras, lo que ha complicado su uso en comparación con su concepto original.

Andrea Casanova, estratega de influencers, señala que la presión cultural y estética ha desalentado a muchas personas a compartir contenido en las redes sociales, ya que no se sienten identificadas con el estilo de vida que promueven muchos creadores de contenido.

Reflexiones finales del autor

El cambio en el uso y enfoque de las redes sociales es una realidad que tanto usuarios como expertos en marketing deben enfrentar. La evolución hacia un enfoque más mediático y menos social plantea nuevos desafíos y oportunidades para conectar con los consumidores de manera efectiva.

También le puede gustar

Más del autor

+ There are no comments

Add yours