Los telescopios de la NASA descubren indicios reveladores de eventos cósmicos en el espacio profundo.

Estimated read time 3 min read

Investigadores observan el comportamiento de una estrella muerta que emite ondas de radio

Gracias a dos telescopios de rayos X de la NASA, se ha logrado observar el comportamiento errático de una estrella muerta que emite ondas de radio. Esta estrella emite breves y brillantes ráfagas de ondas de radio que duran solo un segundo, pero liberan tanta energía como el Sol en un año. Estas ráfagas se distinguen de otras explosiones cósmicas debido a que su luz forma un rayo láser. Sin embargo, su origen ha sido difícil de determinar debido a su corta duración. Hasta el año 2020, las ráfagas rastreadas hasta su fuente se originaban fuera de nuestra galaxia, lo cual dificultaba su estudio.

El descubrimiento de una ráfaga rápida de radio en nuestra galaxia

En octubre de 2022, se produjo una ráfaga rápida de radio en nuestra galaxia, originada por un objeto extremadamente denso llamado magnetar. Los magnetars son los restos colapsados de una estrella y son conocidos por su alta densidad y fuerte atracción gravitatoria. Esta ráfaga fue estudiada en detalle por el NICER (Explorador de Composición Interior de Estrellas de Neutrones) de la NASA. Durante horas, los telescopios de la agencia observaron al magnetar con el objetivo de comprender lo que ocurría en su superficie y su entorno antes y después del estallido de radio.

El comportamiento sorprendente del magnetar

Según los resultados de la investigación, el estallido de radio se produjo entre dos “glitches”, momentos en los que el magnetar comenzó a girar más rápido de repente. Este objeto tiene un diámetro de 20 km y gira 3,2 veces por segundo, lo que significa que su superficie se mueve a una velocidad de 11,000 km por hora. Los investigadores se sorprendieron al observar que el magnetar disminuyó su velocidad en menos de nueve horas después del estallido. Este fenómeno requiere una gran cantidad de energía para ralentizar o acelerar el magnetar.

Posibles causas de las ráfagas de radio

Los investigadores de la NASA consideran varias variables para explicar el origen de estas ráfagas. La alta densidad de los magnetars, que hace que una cucharadita de su material pese mil millones de toneladas en la Tierra, podría ser una causa. Además, la superficie volátil del magnetar libera regularmente ráfagas de rayos X y luz de alta energía. Otra teoría sugiere que la desincronización entre el exterior sólido y el interior superfluido del magnetar podría generar las ráfagas. Si esta desincronización provoca una grieta en la superficie, podría liberarse material al espacio, lo que explicaría tanto la ráfaga como la ralentización del magnetar.

Conclusiones

Aunque solo se ha observado un fenómeno de este tipo en tiempo real, la existencia de este magnetar en nuestra galaxia permitirá futuros estudios que brindarán respuestas sobre las ráfagas de radio detectadas desde el espacio profundo.

Autor: [Nombre del autor]

También le puede gustar

Más del autor

+ There are no comments

Add yours