Sony lanzó hace 35 años el televisor CRT más grande del mundo, con una impresionante pantalla de 43 pulgadas. Este dispositivo, que pesaba 200 kilos, se convirtió en un objeto de deseo a pesar de su elevado precio.

Estimated read time 3 min read
Sony lanzó hace 35 años el televisor CRT más grande del mundo, con una impresionante pantalla de 43 pulgadas. Este dispositivo, que pesaba 200 kilos, se convirtió en un objeto de deseo a pesar de su elevado precio.

Los televisores han experimentado grandes avances tecnológicos en las últimas décadas, ofreciendo una amplia variedad de opciones para todos los gustos. Desde el tipo de panel de visualización hasta el tamaño de pantalla, que ahora puede superar las 100 pulgadas. Sin embargo, hace unos 35 años, los japoneses sorprendieron al mundo con un televisor de más de 40 pulgadas.

El gigante de Sony que revolucionó la industria

En la década de 1990, Sony presentó el KX-45ED1, un televisor que dejó a todos boquiabiertos. Con una longitud de 105 cm, una profundidad de 76,7 cm y una altura de 92,5 cm, este televisor era una auténtica bestia. Su caja negra albergaba un tubo de rayos catódicos (CRT) que daba vida a una pantalla de 43 pulgadas.

Un tesoro exclusivo de Japón

Japón siempre ha estado a la vanguardia tecnológica, siendo el primer mercado en lanzar muchos dispositivos que luego se expandieron por el mundo. Sin embargo, el KX-45ED1 no se vendió en muchos países debido a su precio prohibitivo.

Uno de los mercados en los que este televisor llegó fue Estados Unidos, poco después de su lanzamiento en Japón. Sin embargo, su precio de 40.000 dólares era exorbitante. Con esa cantidad de dinero, podrías comprar dos coches nuevos. Además, su peso de 200 kg y sus dimensiones hacían que su transporte fuera todo un desafío.

A pesar de las dificultades, una vez que tenías este televisor en tu sala de estar, podías disfrutar de una calidad de imagen excelente gracias a la Enhanced Definition TV.

Un monitor profesional convertido en televisor

Es importante destacar que este televisor no fue diseñado inicialmente como tal, sino como un monitor profesional. Fue presentado por primera vez como PVM 430 a finales de la década de 1980 en el Consumer Electronics Show. Contaba con entradas de vídeo RGB y S-Video, así como entradas de audio, para conectar dispositivos como consolas o reproductores VHS.

En resumen, el KX-45ED1 de Sony fue un televisor revolucionario que dejó una huella en la industria. Aunque su precio y tamaño lo hicieron inaccesible para muchos, su calidad de imagen y tecnología avanzada lo convirtieron en un tesoro exclusivo para aquellos que pudieron disfrutarlo.

Cita del autor:

“La evolución de los televisores ha sido asombrosa a lo largo de los años. El KX-45ED1 de Sony fue un hito en la historia de la tecnología y demostró el potencial innovador de la industria televisiva”.

Conclusión:

Los avances tecnológicos en la industria de los televisores han permitido una amplia variedad de opciones para los consumidores. Aunque el KX-45ED1 de Sony fue un televisor exclusivo y costoso, su impacto en la industria es innegable. Hoy en día, podemos disfrutar de pantallas aún más grandes y tecnologías más avanzadas gracias a la constante evolución de la tecnología de los televisores.”

También le puede gustar

Más del autor

+ There are no comments

Add yours