Venus supera a Mercurio como el planeta más caliente del sistema solar con temperaturas de hasta 464 °C

Estimated read time 3 min read

El Sol puede llegar a temperaturas de 15.000.000 grados Celsius, informa la NASA. Esto podría llevar a la suposición de que Mercurio, el primer planeta del sistema solar, sería el más caliente. Sin embargo, los planetas que comparten el sistema solar con la Tierra tienen características únicas que no necesariamente hacen que el más cercano al Sol sea el más caliente.

De hecho, Venus, el segundo planeta más cercano al Sol, es el que experimenta más calor. Esto se debe, en parte, a la composición química única de su atmósfera. A continuación, se detallan todos los aspectos relevantes.

¿Por qué Venus es el planeta más caliente del sistema solar?

Venus tiene una atmósfera densa que atrapa el calor en un efecto invernadero extremo, lo que lo hace el planeta más caliente de nuestro sistema solar”, indica el sitio oficial de la NASA. Su atmósfera está compuesta principalmente de dióxido de carbono (96%) y nitrógeno (3%).

La gran cantidad de dióxido de carbono hace que el calor del Sol se acumule en el planeta. Según Alejandro Farah Simón, miembro del Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), esto resulta en que “la temperatura promedio de este planeta sea de más de 450 grados centígrados (Celsius)”.

La superficie de Venus es tan caliente que puede derretir el plomo. Foto: NASA

De hecho, Venus puede alcanzar temperaturas de hasta 464°C, según la NASA. Su superficie es tan caliente que podría derretir el plomo. Además, debido a su atmósfera densa, el Sol se ve apenas como una mancha de luz.

Características de Venus, el planeta más caliente del sistema solar

Venus es similar a la Tierra en tamaño. No tiene lunas y su superficie está marcada por llanuras volcánicas y fisuras. Además, gira en dirección opuesta, de este a oeste, a la mayoría de los otros planetas del sistema solar.

Venus estuvo compuesto en su momento por un océano habitable. Foto: NASA

Venus estuvo compuesto en su momento por un océano habitable. Foto: NASA

Existe la posibilidad de que Venus haya tenido un océano habitable en el pasado. Sin embargo, esto habría sido hace al menos mil millones de años, ya que el intenso efecto invernadero hizo que el agua superficial se evaporara y se escapara al espacio, según la NASA.

Reflexiones finales del autor

En conclusión, a pesar de la intensidad del Sol, no todos los planetas cercanos a él son necesariamente los más calientes. Venus, con su atmósfera densa y composición química única, es el planeta más caliente de nuestro sistema solar. Este hecho subraya la importancia de entender las características individuales de cada planeta para comprender mejor nuestro sistema solar.

También le puede gustar

Más del autor

+ There are no comments

Add yours